Si bien el mayor campo de aplicación de los chatbots ha sido los SAC o Servicio al Cliente, industrias como la de la salud se han visto beneficiadas con la creación de chatbots que permiten desde preguntar terminología técnica hasta identificar enfermedades a través de los síntomas descritos por los usuarios. Así nace Tess, una terapeuta virtual especializada en temas de salud mental, incluyendo depresiones, estrés, ataques de pánico, control del enojo, ansiedad y en fin, más de 100 otras condiciones médicas que han sido integradas por psicólogos clínicos y especialistas de la salud dentro del núcleo de Tess.

Resumen

Definida como una Inteligencia Artificial Psicológica (PAI), Tess fue desarrollada por la start-up X2 AI en Silicon Valley y tal como lo relata su fundador Michiel Rauws el objetivo era crear un chatbot lo suficientemente inteligente para que pensara como un terapeuta y pudiera mantener conversaciones personalizadas con cada paciente y así ayudar a miles de personas a la vez, además de acortar los tiempos de espera que existen para ser atendido por un especialista. Rauws trabajó en IBM con Inteligencia Artificial de última generación, él mismo había necesitado ayuda psicológica cuando fue diagnosticado de una enfermedad crónica en su adolescencia y se dió cuenta, que al igual que él, cientos de personas buscaban ayuda por diversos trastornos y que muchas veces conseguirla era extremadamente difícil, esto lo llevó a fundar X2 y comenzar el desarrollo de Tess y Sara (el chatbot de prueba de Tess).

¿Cómo funciona?

Saint Elizabeth Health Care es una fundación canadiense sin fines de lucro y ha sido uno de los primeros centro de ayuda en implementar Tess como parte de su programa de ayuda a sus trabajadores. El chatbot ha sido puesto en marcha para ayudar a los cuidadores del centro, tal como lo dice su vice presidenta de innovación, Mary Lou Ackerman, “los cuidadores son excelente entregando ayuda, pero muy poco de ellos aceptan o piden ayuda”. A menudo los cuidadores deben suprimir su vida personal, cuidados familiares y responsabilidades para cumplir con el trabajo y eso los hace muy propensos al estrés, el enojo y la depresión. Para lograr su objetivo, Tess fue puesta en entrenamiento durante un mes e intercambio más de 12000 mensajes con 34 empleados del centro Saint Elizabeth, incluyendo terapeutas, enfermeras y trabajadores sociales quienes conversaban con el chatbot acerca de su trabajo en la semana, si habían perdido un paciente, sobre como estaban las cosas en el hogar, problemas personales y en fin, básicamente lo mismo que conversarías con un terapeuta, todo esto con el fin de que Tess aprendiera sobre sus necesidades emocionales. Cuando Tess se equivocaba, los empleados le decían para que Tess pudiera recordar su error y posteriormente su algoritmo corrigiera sus respuestas para la próxima vez.

Una de los puntos más importantes sobre Tess es que no trabaja en base a reglas pre establecidas, cada conversación es única, ya que cada persona con la que habla es única y tienen problemas únicos, por lo que desde el momento en el que le conversas comienza a analizarte y sus sistema está diseñado para recordar información. Por ejemplo, imagina que te gusta el vino tinto y además que no te cae muy bien un compañero de trabajo, esa información sería almacenada, clasificada y luego se generarían cruce de información de tal manera que en una conversación siguiente Tess pueda preguntarte sobre eso y utilizar esa información para ayudarte y entenderte. Tal como lo dice el psiquiatra Shanty Edwards “El mayor beneficio de la terapia es sentirse comprendido, si la máquina no es capaz de hacerlo, se pierde uno de los elementos principales la terapia”.

Resultados

Durante el tiempo en funcionamiento los resultados han sido muy bien estudiados, la Universidad de Northwestern indicó que Tess fue capaz de bajar los niveles de depresión y ansiedad en más de 15%. Sin embargo, no significa que Tess jamas se equivoca, pero si es capaz de entender su error y preguntarle al paciente si la terapia entregada le ha resultado efectiva y cómoda, en base a esto Tess puede cambiar el enfoque de la terapia, por ejemplo, pasando de una terapia de comportamiento cognitivo a una enfoca en la compasión. Esto lo hace a través de las conversaciones, algoritmos y por último preguntándole al paciente y analizando sus respuestas.

Para probar Tess ingresa a http://x2ai.com/o prueba la versión gratuita directamente en Facebook Messenger.